El precio de la dignidad

El precio de la dignidad
El precio de la dignidad

Juan Vte. Santacreu – 27/6/2021 – Hace un par de semanas que por fin decidí eliminar todos los links de Twitter de mis páginas. Era una deuda pendiente pero lo cierto es que me venía muy cuesta arriba porque son más de 100 dominios web y en total son unas 18.000 páginas. Mucho trabajo aunque en parte lo tengo automatizado. Me ha costado dos semanas de trabajo.
Supongo que sabes por qué decidí eliminar todo vestigio de Twitter de mis web, nunca debes alimentar a tu enemigo y Twitter se ha convertido en el enemigo número uno de la libertad social.


Al mismo tiempo que he hecho limpieza con Twitter he eliminado el resto de redes sociales y plataformas manipuladoras y sectarias como Facebook, Instagram, WhatsApp y YouTube, ¡a tomar por culo todas! Ahora sólo participo en plataformas y redes sociales libres donde pueda decir exactamente lo que pienso, guste o no guste sin el temor de que me censuren.

Rápidamente uno de los técnicos de mi grupo de marketing digital me llamó alarmado por la barbaridad que había hecho. Es cierto, a partir de ahora mis artículos no se podrán difundir automáticamente en las redes sociales sectarias y los usuarios tendrán que copiar el link y pegarlo manualmente, vamos, como se ha hecho toda la vida. Sin duda voy a perder lectores, o no, pero lo cierto es que Twitter ha perdido 18.000 links que apuntaban hacia su URL y la potenciaban, ha perdido contenido en su red y sobre todo ha perdido visibilidad inconsciente. Me explico, recibo cada día unos 10.000 visitantes distintos en todas mis web y esos 10.000 visitantes no van a ver “inconscientemente” el botón de Twitter y eso es mucho más importante de lo que quizá puedas pensar, porque a veces del enemigo no hay ni que hablar mal.

Ahora ya sabes el precio de mi dignidad y de mi libertad. Así lo pienso y así lo digo esperando que tú también valores tu libertad y dignidad.

Te dejo un par de artículos sobre los peligros de las redes sociales que quizá te interesen.

El modus operandi de las redes sociales

Todas las RRSS y plataformas funcionan igual aunque no todas con la misma maldad. Primero te invitan para que participes y te ofrecen todo tipo de ayudas, luego cuando ya eres dependiente y esa red social o plataforma tiene un gran poder de implantación en la sociedad entonces empieza a marcar sus normas para conseguir sus fines comerciales. Y en el caso de Twitter consigue sus fines comerciales  a través de la política de los progremierdas evitando así pagar impuestos.

Gab la alternativa libre a Twitter

Cuando a los progremierdas no les gusta una cosa y comprueban que les puede hacer daño enseguida los califica de extremaderecha, ultraderecha o franquista. No falla, obsérvalo y verás. Gab es una red social similar a Twitter pero más tranquila y relajada, y desde luego no recibes nunca ataques de progremierdas por expresar tus ideas. O sea, es una red social libre, por tanto si buscas en Google verás que aparecen miles de resultados con la coletilla “Gab, la red social de la ultraderecha” y todo porque la izquierda progremierda en Gab no está protegida como ocurre en Twitter.

 

 

Puedes seguirme en:

3 opiniones en “El precio de la dignidad”

  1. Tiene toda la razon Sr. Santacreu, hace unas semanas supendieron la cuenta de Hermman Terch por una semana y ahi esta de vuelta siguiendo alimentando al enemigo como usted bien dice. Es incomprensible la baja dignidad de muchas personas.

  2. Bravo Juanvi, si la gente actuara como usted Twitter seria historia como Tuenti. Yo solo entro en Twitter para cotillear y divulgar los artículos suyos que encuentro en Telegram.

  3. Es dificil entender que Vox y los simpatizantes de derechas no utilicen otras redes libres como Gab y prefieran ser fustigados continuamente en Twitter. Esa es la mejor frase que me la guardo «no alimentes a tu enemigo»
    Gracias JV por tus aportaciones

Responder a Manuel Vicario Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.